reversoconverso

:: Pick of the day ::

Café

Creo que empecé a cafetear en los descansos universitarios y de la peor forma posible, en las máquinas del Hall de entrada entre clase y clase.Luego vendrían los cafés propios, con su pincho de tortilla, su mus, sus charlas…A medida que crecía, prefería su amargor al café lechero dulce del principio. Recuerdo el pingo (cortado) de Portugal que dio paso a su Expresso exquisito. ¡Qué maravilla de café!En USA el café era americano dulzón. Manchado solo con café. Preferí volver al con leche porque disfraza el sabor.En Alemania el café no se valora pero se paga. Mucho Latte Machiatto, mucho Capuchino pero de sabor Nein.El café, refugio de somnolientes que me da energía cada día.

próximo Publicación

Atrás Publicación

Deja un comentario

© 2020 reversoconverso

Tema de Anders Norén

A %d blogueros les gusta esto: